Cada cinco minutos se realizan 10.000 viajes en carro y 5.000 en moto en Manizales

Uno de los grandes retos que tienen las ciudades en Colombia es encontrar alternativas de movilidad, dado el alto número de vehículos particulares, de servicio público y motocicletas que circulan en ellas, lo que ha generado un tráfico insostenible, ineficiente y complejo, con consecuencias para la salud, el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), Manizales registra actualmente 450.074 habitantes, de los cuales el 94% habita en la zona urbana. Para su movilización, los manizaleños utilizan el vehículo particular, la motocicleta, la bicicleta y el cable aéreo. Pero en la ciudad en los últimos 10 años se ha duplicado el parque automotor, al punto de que por cada dos personas hay un vehículo particular.

Manizales es una ciudad intermedia, que en su zona céntrica cuenta con tres avenidas principales que cruzan de occidente a oriente y viceversa. Todas concluyen en el sector del cable y el centro de la ciudad, áreas de gran actividad comercial, laboral y académica. De acuerdo con el Plan Maestro de Movilidad, estas Zonas de Análisis de Tránsito (ZAT) son las que registran los mayores viajes de los diferentes actores viales, al tiempo que permiten el ingreso, salida y/o desvío al resto de áreas de la ciudad.

Las cifras de vehículos particulares y motocicletas crecen diariamente de manera exponencial. En 2009 el número de vehículos particulares (automóvil, campero o camioneta) era de 39.358,  mientras que hoy es de 117.153,  lo que indica que en los últimos 13 años el parque automotor casi que se triplicó. Lo mismo se aprecia con las motos, que en el mismo período pasaron de 29.604 a 114.285, un incremento del 3,86%.

El investigador en movilidad urbana de la Universidad Nacional de Colombia sede Manizales, Juan Esteban Aristizábal Salazar, considera que “la movilidad es una responsabilidad colectiva y si bien la Administración Municipal aplica medidas para mejorarla y hacer que la experiencia sea más cómoda, es importante que cada ciudadano aporte en lo individual y lo colectivo, teniendo en cuenta que según el último Plan Maestro de Movilidad, en Manizales se realizan más de 750.000 viajes diarios, 150 mil en carro y 100 mil en moto”.

Juan Esteban Salazar, investigador de movilidad urbana de la Universidad Nacional.

Analizando los tiempos, en menos de cinco minutos se producen en Manizales un total de 10 mil viajes en carro y cinco mil en moto. Son viajes cortos que se pueden realizar en otros modos de transporte como la bicicleta o incluso caminando, siendo estas modalidades muy usadas en la ciudad. De hecho, hay una estrecha cercanía de los ciudadanos con la bicicleta y así lo demuestra el uso que hicieron de ella a través del programa Manizales en Bici durante los años 2021 y 2022, tiempo en el que se realizaron 22.489 viajes; cifra que no obstante, es muy inferior a los viajes que se realizan en automotor y en moto.

En consecuencia, el  uso desmedido del vehículo particular es una de las causas de la congestión en las vías de Manizales. Según el último Plan Maestro de Movilidad, en Manizales la tasa de ocupación es de 1.7 personas por carro. En el Centro histórico es de 1.6 y en las avenidas Paralela y Santander es de 1.5.

Un estudio realizado en la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales,  encontró que por la Avenida Santander pasan 10 veces más carros particulares que vehículos de transporte público y, sin embargo, el transporte público moviliza un 15% más de personas.

Según Aristizábal Salazar, dos temas claves que están perjudicando la movilidad y tienen que ver con los siniestros viales:

  1. Los choques simples.
  2. El mal paqueo.

“Debemos empezar a movernos de una forma más sostenible, ya que las autoridades de tránsito ejecutan acciones para que cada día la movilidad sea más eficiente, pero los ciudadanos también deben aportar”, advirtió el analista.

Según expertos, el regreso a la cotidianidad después de la pandemia incidió en el aumento de la siniestralidad vial. Las cifras llevan a buscar salidas. Según el Observatorio de Movilidad de Manizales, en lo corrido del 2022 los incidentes viales en la ciudad han dejado 49 víctimas fatales, 14 de ellas afectadas por siniestros en moto y 19 peatones, en su mayoría adultos mayores.

Cristian Mateo Loaiza Alfonso, secretario de Movilidad de Manizales, dijo por su parte que  “debemos entender que la solución estructural hay que buscarla  de forma articulada. En Manizales actualmente se hacen más de 750.000 viajes al día, lo que aumenta la probabilidad de que ocurran siniestros viales por conflicto entre diferentes actores y es lo que debemos prevenir”. Además, sostuvo que “se hacen necesarias soluciones y estrategias que aborden cada uno de los 8 pilares de seguridad vial y permitan repensar la movilidad y generar conciencia sobre los cambios que se requieren de fondo”.

Cristian Mateo Loaiza Alfonso, secretario de Movilidad de Manizales.

Los ciudadanos de a pie que hacen uso del servicio público consideran que es necesario que todos aporten. Insisten en una mayor organización del tráfico y más autoridad para evitar la violación de la normatividad existente como el mal parqueo.

“A veces uno cogía el transporte público y normalmente se demoraba entre 10 y 15 minutos. Ahora en esos trancones uno se puede demorar entre una hora y hora y media, y más en horas pico que son catastróficas. Es necesario que los propietarios de vehículos particulares hagan un buen uso para que las vías no colapsen y fluya la movilidad”, manifestó Jorge Alexander Reinosa Castañeda.

Jorge Alexander Reinosa Castañeda, ciudadano.

Los conductores de buses, busetas, colectivos y taxis no se quedan atrás. Consideran que la falta de cultura ciudadana lleva a la congestión e insisten en mayores controles por parte de las autoridades de tránsito. En ese sentido Humberto López, taxista de Manizales, afirmó: “A las personas que tienen el carro particular los invito a que los dejen en los parqueaderos de sus casas, no en las vías donde generan más congestión. Si no lo hacen, es ahí donde debe llegar la autoridad y poner el respectivo parte, para que las personas entiendan que las calles no son para parquear”.

Humberto López, taxista de Manizales.

En los últimos años, ejercer el control de la movilidad vial ha sido un reto distinto, teniendo en cuenta los efectos psicológicos de la pandemia que han derivado en mayores niveles de estrés y ansiedad, sumando, además, al alto número de automotores dada la facilidad para su adquisición.

Para el secretario de Movilidad esto es una problemática transversal y debe tener soluciones estructuradas y en conjunto con toda la ciudadanía. A propósito de esto, manifestó que “la administración actualmente está trabajando en herramientas que permitan mejorar el tráfico como el Centro de Gestión de Movilidad y la estructuración del Sistema Integrado de Transporte, que debe trascender de administración en administración, con el fin de consolidar un servicio único para la ciudad y que exista una apropiación ciudadana del SITP, que permita fortalecer las debilidades que existen en la movilidad”.

Explicó que la Alcaldía trabaja en fortalecer estrategias de pedagogía con el equipo de Formación Ciudadana sobre el uso racional de los automotores particulares, y en concientizar sobre la importancia del uso de la bicicleta como medio de transporte, además para aportar a la salud y el cuidado del medio ambiente.

El Gobierno Nacional reconoce esta labor. Así lo ratifica el director de la Agencia de Seguridad Vial, Juan Carlos Beltrán, al destacar el aporte que el Centro de Gestión de Movilidad generará a la ciudad para el control y monitoreo del tráfico vehicular.

“Quiero felicitar a la Secretaría de Movilidad de Manizales por el Centro de Gestión que está proyectando, van a contribuir a disminuir los siniestros viales del municipio; estas son acciones asertivas que coadyuvan a la labor del Gobierno Nacional. Queremos que Manizales y su Secretaría de Movilidad se conviertan en un piloto a nivel nacional para ciudades intermedias”, señaló.

Juan Carlos Beltrán Beboya, director Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El dilema de la debida movilidad en Manizales debe ser un trabajo de todos, de pedagogía, concientización, de salud y sobre todo de respetar la naturaleza, además de ser una problemática mundial en cuya solución todos deben contribuir.

Así lo ratificó el director de la Maestría en Infraestructura y Sistemas de Transporte de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales, Diego Alexander Escobar García: “En Manizales actualmente se trabaja en un desarrollo investigativo aplicando los conceptos de ciudad de 15 minutos y otros que son punta de lanza a nivel mundial. La cuestión de movilidad en el mundo es un tema neurálgico en este momento, no solo por las metodologías de planificación urbana que se están desarrollando, sino porque como ciudadanos debemos tener en cuenta las diferentes opciones de movilidad para escoger”, agregó.

Diego Alexander Escobar García, director de la Maestría en Infraestructura y Sistemas de Transporte de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales.

Asimismo, el experto hizo un llamado a ser responsables frente a la compra masiva de vehículos y el índice de ocupación tan bajo que las personas están haciendo de los carros, razón principal de que las vías colapsen. La solución no es crear más kilómetros de vías sino comprender como podemos hacerlas más eficientes.

La movilidad y el transporte en Manizales son una responsabilidad de todos y requieren acciones de la Administración Municipal, del Estado y de los ciudadanos para superar las problemáticas vigentes.

Para más consulte: https://laboratorio.manizales.gov.co/observatorio-de-movilidad-de-manizales/

Ir al contenido