Esta semana finalizarán las labores de remoción de escombros en el punto del deslizamiento de La Castellana y Centenario

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

·        Culminados estos trabajos se hará la revisión estructural de las viviendas que sufrieron afectaciones.

El secretario de Obras Públicas de Manizales, Rubén Darío López Gómez, aseguró que la remoción de escombros tardará tres días más en la zona del deslizamiento de La Castellana y Centenario, un hecho que se registró el pasado miércoles 23 de febrero. 

El funcionario indicó que actualmente se hace el retiro de tierra de forma manual, sobre la carrera 31 con calle 10A, a través de una cuadrilla de 20 personas que trabajan desde las 6:00 a.m. hasta las 10:00 p.m. Se trata de una labor articulada con Aguas de Manizales y Corpocaldas. 

Rubén Darío López Gómez, secretario de Obras Públicas de Manizales

Por otra parte, se emplea maquinaria pesada para la remoción de sedimentos. “Estimamos que el retiro manual durará dos o tres días más. Cuando termine podremos ingresar a las viviendas para hacer la evaluación estructural y definir cuáles pueden habitarse sin inconveniente y cuáles no”, mencionó el secretario. 

Entre los barrios La Castellana y Centenario se produjo esta remoción en masa cercana a los 2 mil metros cúbicos de tierra, de los cuales se han retirado más de 1.400 mediante equipos mecanizados y de forma manual con operarios de la Alcaldía.  

El equipo técnico trabaja sin descanso en esta remoción. Así mismo, se protegió la parte alta del talud mediante la instalación de un plástico con el propósito de evitar filtración de agua cuando se presenten lluvias.

“Se realiza lectura permanente con equipo de precisión, con comisión de topografía suministrada por Corpocaldas, para hacer el seguimiento y detectar posibles movimientos”, explicó el secretario.

Dato de interés

·        Ya se realizan los estudios en el punto para conocer qué obra puede hacerse en la zona de ladera con el fin de estabilizar el talud.

Ir al contenido