Secretaría de Gobierno y Policía Metropolitana realizarán controles a las afueras de las instituciones educativas para prevenir el consumo de estupefacientes

·        En cumplimiento de la Ley 2000 de 2019, que prohíbe incluso la dosis mínima en los entornos escolares y espacios públicos en donde haya menores de edad.

La Ley 2000 de 2019 establece la siguiente prohibición: “consumir bebidas alcohólicas, portar o consumir sustancias psicoactivas, incluso la dosis personal, en el espacio público o lugares abiertos al público ubicados dentro del área circundante a la institución o centro educativo”.

Ante denuncias por consumo de estupefacientes a las afueras de los colegios, la Secretaría de Gobierno tiene programados controles en estos espacios por medio de sus programas de prevención, en compañía de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Diana Constanza Mejía Grand, secretaria de Gobierno de Manizales

Adicionalmente, se instalarán vallas para informar a la comunidad de las disposiciones de la Ley 2000 de 2019. Así mismo, el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, en su numeral 13 del Artículo 34, prohíbe el porte y el consumo en otros lugares públicos diferentes a los centros educativos.

“Consumir, portar, distribuir, ofrecer o comercializar sustancias psicoactivas, inclusive la dosis personal, en el perímetro al interior de centros deportivos y en parques”, indica el Código.

La labor para disminuir el consumo de estupefacientes no solo se realizará mediante estos controles en entornos educativos y parques, sino también a través del programa Pégate a Tus Sueños, según explica la secretaria de Gobierno, Diana Constanza Mejía Grand.

“Los jóvenes nos manifestaron su preocupación por el consumo de estupefacientes, luego de nuestras intervenciones. En estos casos necesitamos también el apoyo de los padres de familia, pues la responsabilidad no es solo del Estado”, explicó la jefa de esta cartera municipal.

Dato de interés

·        Los jóvenes que han sido sorprendidos por las autoridades mientras consumían estupefacientes fueron enviados a tratamiento interdisciplinario con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Policía Nacional.

Ir al contenido