Tras 11 años de espera, comunidad de Las Marraneras celebra el comienzo de la construcción de su puente vehicular

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Puente vehicular actual

Tras 11 años de peticiones, más de 60 familias que habitan en el sector conocido como Las Marraneras, en la parte baja del barrio Galán, por fin están viendo cómo una administración municipal les construye un puente vehicular seguro que les permita movilizarse sin riesgo por encima de la quebrada Olivares.

José de Jesús Valencia, residente y beneficiario

Habitantes como José de Jesús Valencia, con más de 50 años de residencia en la zona, explicó que el puente original se cayó y nunca, hasta ahora, fue reconstruido. En la actualidad, existe una estructura metálica que, además de estar en mal estado, no tiene capacidad para soportar un carro o una moto. Hasta aquí no llegan los carros, nos dejan en la entrada del puente Olivares y luego nos toca caminar hasta nuestras casas en un camino con poca luz. Yo particularmente tuve un accidente, señaló el también residente Manuel Salvador Pérez.

Manuel Salvador Pérez, residente y beneficiario

El alcalde Carlos Mario Marín Correa visitó el lugar acompañado por su secretario de Obras Públicas, Rubén Darío López Gómez, y el contratista de la obra, Alexander Patiño, para presentarle a la comunidad los detalles de esta infraestructura. Según explicaciones del primer mandatario, tendrá 25 metros de largo con capacidad para el paso de los carros, además de un separador para el tránsito seguro de los peatones.

Alexander Patiño, contratista de la obra

Directamente desde el sitio, solicitó personalmente a la Gerencia de Invama mejorar las condiciones del alumbrado público en la zona para que, además de contar con un buen puente vehicular, tengan también una óptima iluminación.

La obra, que cuenta con una inversión de $1.000 millones, ya inició ejecución y se prevé que esté lista en cuatro meses, tiempo en el que además brindará opciones laborales para la mano de obra no calificada del sector.

Ir al contenido